.:. Carteros de María .:.

facebook twitter rss

© 2009-2015 by GPIUTMD

ORACION DE RENUNCIA Y RENOVACION DE LAS PROMESAS BAUTISMALES

   

Señor Jesucristo, yo…. (Diga su nombre completo) creo que tu amor por mí es tan grande que has muerto en la cruz para liberarme de mis pecados y para liberarme de toda maldición.

Creo que has resucitado y que estás vivo junto a mí, a fin de protegerme, liberarme y bendecirme. Te pido perdón por mis pecados conocidos… (Confiéselos en este momento al Señor) y también por aquellos que no recuerdo. Me arrepiento y renuncio a ellos.

También te pido perdón en nombre de los miembros de mi familia y en nombre de todos los bautizados; en nombre de los vivo y en nombre de quienes ya no están en esta vida. Especialmente en nombre de… (Puede mencionarlos).

Yo perdono a todas las personas que me dañaron, a mí, a mi familia y a mi comunidad, especialmente por deshonestidad económica, por estafas, robos, problemas de herencia y… (Puede mencionar en este momento a las personas que produjeron daño en el área material y en qué lo dañaron).

Yo los declaro libres, para ser también yo libre y poder recibir tus bendiciones.


 2ᵃ Parte

(En caso de que sea hecha comunitariamente, después de que el guía hace cada jaculatoria, todos responden: “Renuncio”).

Yo renuncio en este momento a todo espíritu de desánimo y de desconfianza en tu amor y en tu Providencia.

R: “Renuncio”.

Yo renuncio a todo espíritu de fracaso, amargura y frustración, de autorechazo y de autodestrucción.

Yo renuncio a todo espíritu de falta de gratitud y alabanza por los dones recibidos.

Yo renuncio a todo espíritu de avaricia y de mezquindad, de egoísmo y de falta de solidaridad.

Yo renuncio a todo espíritu de apego al dinero, cosas, personas o cargos.

Yo renuncio a todo espíritu de despilfarro de dinero o de otros bienes.

Yo renuncio en este momento a todo espíritu que me lleva a experimentar el miedo a la pobreza, al desamparo y al hambre.

Yo renuncio a todo espíritu de miedo de perder mi imagen y mi prestigio.

Yo renuncio a todo espíritu de miedo de hablar en público, de presentar propuestas, de ser creativo, de tener éxito.

Yo renuncio a todo espíritu que pueda tentarme “tocando” los complejos y traumas que hay en mí.

Yo renuncio a todo espíritu de desequilibrio psíquico que me impide conseguir o conservar un trabajo.

Yo renuncio en este momento a todo espíritu de apego desordenado al dinero y a los bienes materiales.

Yo renuncio a todo espíritu de pereza, desprolijidad, descuido, desgano, de miedo al compromiso y al cumplimiento de los propios deberes.

Yo renuncio a todo espíritu que me encadena en alguna adicción, afectando mi vida personal, familiar y mi trabajo.

Yo renuncio a todo espíritu de rebeldía y contienda que me impide tener una buena relación con mi jefe, con toda autoridad, o con algún compañero(a) de trabajo.

Yo renuncio a todo espíritu de autosuficiencia, soberbia, vanidad, estatus, materialismo y consumismo, de robo y hurto.

Yo renuncio a todo espíritu que ha entrado a mi vida o a la vida de mi familia, sea que lo lleve conmigo o que esté en mi casa y que le impide a Dios Bendecirme con prosperidad.

Yo ordeno, en el Nombre de Jesús, que cualquier mal espíritu que haya sido liberado, vaya a los pies de la cruz.

Señor Jesús, te declaro en este momento como mi único dueño, rey y señor. Amén.

 

3ᵃ Parte

¿Crees en Dios Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra?

R: “Sí, Creo”.

¿Crees que es un Padre Providente, que ha colmado de bendiciones la tierra?

R: “Sí, Creo”.

¿Crees en Jesucristo, Hijo de Dios Padre, que ha muerto en la cruz, para darte la salvación?

R: “Sí, Creo”.

¿Crees en el Espíritu Santo, que es el amor del Padre y del Hijo, que habita en tu corazón?

R: “Sí, Creo”.

¿Crees en la Iglesia Católica, de la que tú eres parte?

R: “Sí, Creo”.

¿Crees que Dios tienes el poder de guiarte hacia el trabajo que necesitas, así como guió al pueblo de Israel a una tierra que manaba leche y miel?

R: “Sí, Creo”.

Entonces Señor Jesús, yo… (Diga su nombre) te pido que te acerques en este momento a mi vida como mi liberador y proveedor, pues tú conoces mis necesidades… (Menciónelas en este momento). Esta es nuestra fe, esta es la fe de la Iglesia, que nos alegramos de profesar en Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Padre Gustavo Jamut, OMV

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Usted está aquí: Home Portada ORACION DE RENUNCIA Y RENOVACION DE LAS PROMESAS BAUTISMALES

JA Twitter Module